Yoga

Yoga

      El yoga, más que un deporte, es una disciplina en la que se trabaja con el cuerpo pero también con la mente. De tradición oriental, se basa en la práctica de las llamadas asanas, diferentes posturas armonizadas con la respiración y la meditación. Estas conllevan una serie de ejercicios de estiramiento o equilibrio y técnicas de relajación.

El yoga etimológicamente significa unión. Es la unión que deviene cuando cesan las fluctuaciones mentales, cuando se produce la disolución de los opuestos, la integración total. Trata de dominar el cuerpo, sus sentidos, sus deseos, sus actividades mentales.

Las clases suele comenzar con un calentamiento, que comprende una sucesión dinámica de posiciones que se inician de pie y nos hacen bajar hasta el suelo para calentar y lubricar músculos y articulaciones. Todo ello combinado con la respiración, que nos ayuda a generar calor y energía corporal.

Después del calentamiento se comienza con las asanas o posiciones estáticas, siempre realizando una postura y su contrapostura para trabajar el cuerpo y la musculatura de forma equilibrada. Si la clase es dinámica como en Asthanga, las asanas se harán en movimiento, de forma fluida.

Todas las clases de yoga terminan con una relajación de unos 10 minutos en la que se devuelve al cuerpo y a la mente a la calma.